CONSULTAS ONLINE

 

 

Haga sus preguntas al

Dr. Coronel Aquí

Nombre:

País:

Ciudad:

Teléfono:

E-mail:

Consulta:

 

 

PUBLICACIONES

 

Bypass gástrico, más que una cirugía es la solución a un problema de salud

(Diario PP El Verdadero)

Dr. Max Coronel Intriago

 

cirugia bariatrica en guayaquil

 

La capacidad normal de un estómago es de 1 a 2 litros de líquido, con el bypass gástrico esta queda reducida a 200 cc

 

La cirugía bariátrica se refiere al conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la  obesidad, buscando la disminución del peso corporal. Al hablar de cirugía bariátrica no se incluyen los procedimientos quirúrgicos para remover grasa corporal como son la liposucción y la abdominoplastia.

 

El término “bariátrica” deriva de la palabra griega “barys” o “baros”  que significa pesado o pesadez, inclusive “peso que abruma”. La otra parte del término es “iatrikos” que quiere decir “relativo al tratamiento médico”. Así se forma el término “bariátrica”.

 

Dentro de los tipos de cirugía bariátrica, el procedimiento más usado actualmente es el bypass gástrico, cirugía que altera el proceso de digestión y sirve para adelgazar.  Este  procedimiento trata la  obesidad  “excesiva” con eficacia, sobre todo  en las personas en las que han fracasado otras medidas como la dieta, el ejercicio y los medicamentos.

El bypass gástrico  se realiza desde el año 1966 y en el campo de la medicina se  considera una operación estándar, con la que deben compararse todas las demás.

 

La más frecuente

El médico guayaquileño, doctor Rafael Coronel Intriago indica que el bypass gástrico es la cirugía para control de obesidad que más  frecuentemente se realiza a nivel mundial, aproximadamente el 70% de todas las cirugías destinadas a control de sobrepeso son el bypass  gástrico. Además, aclara las dudas sobre este tipo de cirugías:

 

¿El bypass gástrico es una cirugía para adelgazar? ¿Cómo se puede definir este procedimiento quirúrgico, de manera que se  entienda fácilmente  de qué se trata?

Definitivamente, el término “procedimiento quirúrgico” es el más adecuado para definirlo. Se debe tener conciencia que es una cirugía “grande” esto significa que hay que considerar que debe ser realizada por un médico especialista en el tema y en cirugía digestiva, que trae sus consecuencias en cuanto a las complicaciones que toda cirugía “grande” conlleva. Pero por la magnitud del procedimiento tiene excelentes resultados cuando se realiza correctamente.

 

¿En qué consiste?

Esta cirugía se la encasilla dentro de las cirugías “restrictivas y mal absortivas”. Es una cirugía que  tiene dos fases: la una es crear o disminuir un reservorio gástrico, es decir hacer el estómago más pequeño que el normal con la finalidad de que la persona esté imposibilitada de ingerir alimentos en exceso.

Para tener una idea, la capacidad normal de un estómago es de 1 a 2 litros de líquido, en el bypass gástrico esta capacidad queda reducida a 200 cc promedio, si el paciente es muy obeso este reservorio gástrico nuevo puede variar.

La segunda fase de la cirugía es la “mal absortiva”, que consiste en “dejar sin funcionar” parte del intestino. Es decir que los alimentos ya no pasen por un gran segmento del intestino delgado.

 

La cantidad de intestino delgado que se deja sin funcionar dependerá también de cada persona que se opere y del grado de obesidad que tenga. Ese segmento de intestino delgado que se deja sin funcionar se conecta al reservorio gástrico recién formado a la parte del intestino que viene después.Con esta técnica lo que se logra es acortar el tiempo que los alimentos estén en el intestino delgado y así disminuir la absorción de nutrientes, con la finalidad de bajar de peso.

 

¿Hay otras técnicas quirúrgicas que se puedan realizar con un fin similar?

Sí. Otra técnica que da muy buenos resultados y que cada día esta se está realizando con más frecuencia es la manga gástrica o gastrectomía vertical. Esta cirugía consiste en reducir la capacidad del estómago.

 

¿Cuál es la diferencia con el bypass gástrico?

Que en este procedimiento se corta y retira aproximadamente el 70% del estómago. En la cirugía de bypass gástrico al crear un nuevo reservorio gástrico se lo corta pero no se lo retira. En la manga gástrica se retira gran parte del estómago, y se consigue una disminución importante de la capacidad gástrica, por consiguiente la persona ingiere menos cantidad de alimentos. Otro resultado de esta cirugía es que el efecto del  estómago que se retira, produce una hormona que se llama grelina que actúa en el cerebro en el centro de la regulación de hambre y saciedad, con esto se disminuye la sensación de hambre.

 

Hay muchas otras técnicas, para control de obesidad descritas. Entre ellas podemos mencionar: La banda gástrica que como su nombre lo dice es una especie de banda ajustable que se coloca en la parte superior del estómago para tratar de disminuir la capacidad gástrica, el problema es que esta banda no consigue lo mismos resultados que las cirugías que  mencionamos anteriormente, y a medida que pasa el tiempo pueden moverse y traer complicaciones. En la mayoría de los casos es necesario realizar una nueva cirugía para remover las bandas.

 

Otra técnica que cabe mencionar es la diversión biliar, técnicamente muy compleja y se la realiza en las personas súper obesas, con gran sobrepeso.

 

¿Es cierto que esta cirugía es antigua (más o menos desde 1966) y constituye un punto de comparación para otras técnicas quirúrgicas? ¿Es o no una cuestión de moda?

Es cierto. Las técnicas descritas en la literatura datan de la década del 50, pero con los avances tecnológicos actuales y el mayor conocimiento de la fisiología digestiva estas técnicas fueron perfeccionándose, la mayoría de ellas se las realiza actualmente por vía laparoscópica que hace que la recuperación sea mucho mejor.

 

En un análisis sobre por qué se realizan estas cirugías más frecuentemente, se debe básicamente a que desde hace más de una década, las personas con sobrepeso han aumentado en forma considerable: El sobrepeso  se ha vuelto en países desarrollados una real epidemia.

 

Los costos de las complicaciones en las personas con sobrepeso, es decir complicaciones cardiovasculares, endocrinas, osteomusculares costaban mucho a los seguros de países del primer mundo, entonces había que poner una solución al respecto, y se empezó a dar una solución quirúrgica al problema. No creo que sea una moda, es una respuesta que la cirugía da como solución al problema del sobrepeso y sus complicaciones posteriores.

 

En Ecuador, ¿desde cuándo se la realiza?

En el Ecuador se realiza esta cirugía, para el control del sobrepeso, desde hace unos 8 a 10 años. Se empezó con la colocación de bandas gástricas y luego el bypass gástrico; y creo que la técnica que más se utiliza en nuestro país actualmente es la manga gástrica.

 

¿Cuándo se puede decir que un especialista está preparado para realizar  un bypass gástrico o  una cirugía similar?

Los cirujanos que están en capacidad de realizar esta cirugía son aquellos que tengan una subespecializacion en cirugía digestiva; y además, deben haber realizado cursos de adiestramiento en cirugía bariátrica.

 

¿A qué tipo de pacientes se le indica esta cirugía, o cualquiera se los puede realizar? ¿Qué exámenes son mandatorios antes de la cirugía?

Los criterios para realizar este tipo de cirugía están bien establecidos internacionalmente. Se utiliza una fórmula para obtener el índice de masa corporal (IMC), en el se toman datos como el peso y la talla de la persona. Cabe mencionar que para realizar una buena valoración y obtener el índice de masa corporal real es necesario hacer una valoración  de un médico especialista en nutrición.

 

Para que una persona sea candidata a cirugía debe tener un índice de masa corporal entre 35 y 39,9 con alguna enfermedad relacionada a su sobrepeso y con un IMC de 40 o más, independientemente si tiene o no una enfermedad agregada a su sobrepeso.                        Cualquier persona que esté con sobrepeso debe acudir a su médico para que valore su índice de masa corporal y decidir si es candidato o no a la cirugía.

 

Para la atención del sobrepeso es necesario un grupo de médicos especializados ya que este problema tiene muchas implicaciones sociales, fisiológicas y sicológicas.

 

¿Tiene riesgos en el momento de la cirugía y en el post operatorio?

Es una cirugía grande con todos los riesgos que esto conlleva, pero si la persona que se va a operar cumple con toda la valoración preoperatoria las complicaciones son mínimas.

 

¿Qué secuelas podrían afectar al paciente, por ejemplo, años después de la cirugía?

Las secuelas las vemos más en pacientes que son sometidos a cirugías mayores como el bypass gástrico, y ellas pueden ser diarreas, deficiencias de vitaminas o minerales, que son fácilmente corregibles si la persona que se operó sigue en contacto cercano con el grupo de médicos especialistas.

 

En cuanto a la alimentación posterior a la cirugía, ¿qué debe comer y qué no.   Es cierto que deberá tomar ciertas vitaminas por el resto de su vida?

La dieta no tiene ninguna restricción en cuanto a la calidad de alimentos y  podrá comer de todo. Las restricciones van en cuanto a la cantidad a ingerir, ya que los pacientes tiene que aprender a comer, otra vez las porciones de alimentos necesarias para realizar sus actividades normales.

 

¿Cuántas cirugías de este tipo se realizan por mes o por año en Guayaquil, de acuerdo a su estadística particular y a nivel hospitalario?

Desgraciadamente esta cirugía no es factible realizarla a nivel hospitalaria, ya que los costos son muy altos y están fuera del alcance de mucha gente”.

 

Complicaciones que se pueden presentar:

• Síndrome de dumping. Ocurre con más frecuencia después de comer alimentos ricos en azúcar o grasa. Puede causar diarrea repentina, náuseas, mareos y calambres en el estómago.

• Deshidratación. Debido a que no se debe beber líquidos con las comidas, usted puede evitar esto tomando 48 a 64 onzas de agua u otras bebidas de bajas calorías durante el día.

• Náuseas y vómitos. Causados por una alimentación excesiva, comer demasiado rápido o no masticar adecuadamente.

• Estreñimiento. Obedece a horarios irregulares de comidas, ingesta deficiente de fibra o sedentarismo.

• El aumento de peso o el fracaso de perder peso. Es posible que se esté ingiriendo  demasiadas calorías. Hable con su médico o nutricionista acerca de cambios que pueda realizar en su dieta.

 

Consejos para la alimentación luego del bypass gástrico

Ayesa Guerrero García, nutricionista, aconseja:

Con el estómago más pequeño se tendrá que cambiar los hábitos alimenticios, el tipo, cantidad, frecuencia y textura de los alimentos.

 

Los propósitos del plan de alimentación son:

• Permitir que la línea de grapas en el estómago sane sin ser estirado por los alimentos ingeridos.

• Acostumbrarse a comer cantidades pequeñas. 

• Ayudar a perder peso y evitar aumentarlo.

• Evitar los efectos secundarios y complicaciones. Regularmente esta dieta consta de cuatro fases, comenzando con alimentos líquidos hasta ingerir comidas sólidas, el tiempo de duración en cada fase dependerá  de cada individuo.

 

Primera fase: Dieta líquida

Mientras está  en el hospital, comenzará  una dieta de líquidos a temperatura ambiente y alimentos semisólidos para probar tolerancia, como:

• Bebidas aromáticas

• Caldos desgrasados

• Jugo sin azúcar

• Leche baja en grasa

• Gelatina sin azúcar

 

Segunda fase: Dieta blanda (puré, molida)

En esta fase, de dos a cuatro semanas de duración, sólo se debe probar alimentos que tengan la consistencia de una pasta suave o líquido espeso:

• Carnes magras molidas

• Frijoles• Pescado

• Clara de huevo

• Yogur

• Frutas y verduras de consistencia suave.Mezcle el alimento sólido con un líquido:

• Agua

• Leche desgrasada

• Jugo sin azúcar añadido

• Caldos

• Salsa sin grasa

 

Tercera fase: Dieta blanda (alimentos blandos y sólidos)

Con el consentimiento de su médico y nutricionista, después de unas semanas de  alimentos en puré, puede agregar los comidas sólidas-suaves, a su dieta. Si puede, triture la comida con un tenedor, esto es suficientemente suave para incluirlo en esta fase de su dieta. Puede incorporar carnes finamente picadas o molidas, frutas en conserva, o fruta fresca de consistencia suave, y verduras cocidas.

 

Cuarta fase: Dieta general (alimentos sólidos)

Después de aproximadamente ocho semanas, puede volver a comer alimentos de consistencia mas sólida. Empiece lentamente con el consumo de alimentos sólidos hasta ver cuáles son los que puede tolerar.

 

Evite estos alimentos:

• Nueces y semillas 

• Canguil

• Frutas secas 

• Bebidas carbonatadas 

• Granola 

• Verduras fibrosas como el apio, el brócoli, el maíz o el repollo

• Carnes duras o carnes con cartílago 

• Panes

 

Para asegurarse de obtener suficientes vitaminas y minerales, y mantener sus objetivos de pérdida de peso a través de cada fase, tenga en cuenta:

• Mantenga las comidas pequeñas y frecuentes. Empiece con seis comidas pequeñas al día; a continuación, pasar a cuatro comidas y, por último, al seguir una dieta regular, reducir a tres comidas al día. Cada una de ellas debe incluir de media a una taza de comida. Tome suplementos de vitaminas y minerales.

• Comer y beber lentamente. Hacerlo rápido puede causar síndrome de Dumping. Para prevenirlo elija  los alimentos y líquidos bajos en grasa y azúcar.
• Mastique bien los alimentos, pues la nueva apertura que va desde el estómago hacia el intestino, es muy pequeña, y al ingerir trozos grandes de comidas puede bloquear esta apertura. Si no puede masticarlos bien no los trague.

• Enfóquese en los alimentos ricos en proteínas. Después de la cirugía, el comer alimentos con alto contenido en proteínas puede ayudar a sanar heridas, regenerar los músculos, piel y cabello. 

• Dentro de los dos primeros años después de la cirugía, usted puede llegar a perder de 50 a 60 por ciento de su peso si se siguen las recomendaciones dietéticas y ejercicios.

 

“Voluntad, valentía y mucha disciplina”

 

La exministra de Economía, María Elsa Viteri, relata su vivencia.

 

¿Por qué se decidió y se dejó intervenir quirúrgicamente por el Dr. Rafael Coronel Intriago y cómo se siente ahora?

“No siempre fui obesa, sin embargo, desde la adolescencia comencé a ganar peso hasta llegar a niveles insostenibles para mi salud. Durante todo ese tiempo tuve etapas de adelgazamiento y ‘efectos rebote’ que me hacían cada vez más difícil llevar un peso manejable.Cuando la hipertensión y la diabetes comenzaron a ‘erosionar’ mi vida, entendí que era el momento de retomar ‘mi buen vivir’.

 

Siempre llevé con mucho humor mis más de 325 libras, pero reconocía que de existir algún método que me hiciera bajar de peso, sin riesgos para mi salud, lo tomaría.

El mundo no está hecho para personas fuera del promedio.Cuando decidí recuperar mi calidad de vida descubrí, entre otros, el procedimiento de la manga gástrica. Reconocí en él la posibilidad de no ver afectada mi funcionalidad, aunque tuvieran que recortar mi estómago. Nada quedaba inutilizado, simplemente el estómago era reducido.

 

Es una decisión personal, y hay que estar plenamente segura y convencida al tomar el desafío sin miedo. La preparación es rutinaria, pero exige disciplina. Hay que entender que toda intervención quirúrgica tiene sus riesgos.

 

La ilusión por conseguir el éxito es tu mejor aliado. Las molestias del proceso operatorio no fueron complicadas, el post operatorio es rápido y sin dolor. No hay tampoco restricciones de visitas. Lo pasas muy bien con las visitas de amigos y sus ansias por saber ¡qué harás cuando seas flaca!

 

La pérdida de peso es una consecuencia evidente, pero la verdadera ganancia está en tu salud. Lo mas difícil fueron las siguientes tres semanas; es el periodo en que la mente está asimilando su nueva capacidad física para recibir alimentos. Además, no puedes ingerir comidas sólidas, ya que pueden ocasionar náuseas y vómito. Todo esto me llevó a pensar que el sacrificio valió la pena.

 

Menos ansiosa

Aprender a ser menos ansiosa, es la primera regla. Con ello recuerdas que tienes que masticar, ¡no tragar! y a seleccionar el orden en que comes tus alimentos, empezando por las proteínas. Es un deleite el hacer ejercicios, te sientes saludable y liviana. Ahora ir al cine y entrar cómodamente en una butaca me parece increíble. Descubrir que puedes tocarte la clavícula, palpar tus costillas, es un regalo. No jadear hasta cuando hablas te provoca socializar más con tu entorno. Tomarte la presión, sin temor a una medición alta es encantador. Y debo confesar que, en gran medida, la mayor satisfacción es comerte un chocolate, sin sentimiento de culpa.

 

Pero ¡cuidado!, no significa inmunidad absoluta. La clave del éxito es la disciplina, para seguir al pie de la letra las recomendaciones de un equipo médico responsable. Los controles deben ser permanentes, pero son simples exámenes. Ninguna molestia. Personalmente para mí fue recobrar el cuerpo que coincidiera con mi alegría de vivir y la energía productiva que mi mente pedía. Saber que mi experiencia fue la motivación para muchos hombres y mujeres del país, es sin duda alguna otro de los motivos que me hace pensar que en cada uno de los operados, como mi caso, se encuentra el mejor ejemplo de que con voluntad, valentía y mucha disciplina, siempre seremos vencedores”.

 

Política pública

Al preguntarle sobre su decisión de operarse y qué recomienda para los demás, María Elsa Viteri responde: “Me encantó hacerlo, aunque creo que se puede hacer mucho más.  Me encantaría que esto se convirtiera en una política pública, que inclusive llegue a visualizarse desde la perspectiva de ahorro financiero, además de lo que indudablemente debe ser la motivación principal, un tipo más del buen vivir de mucha gente que inclusive genéticamente, nace con este tipo de tendencia”.

 

 

FUENTE: http://www.ppelverdadero.com.ec/index.php/especial/item/bypass-gastrico-mas-que-una-cirugia.html

 

 

Consultorio 1: Hospital Clínica Kennedy, Sección Gamma, primer piso, of. 106-A.

Telefax: (5934) 2690836 Celular: 099424981

Consultorio 2: Hospital Alcívar. Torre Médica Alcívar Nº 3 Piso 1 Of. 6. Teléfono.:  (5934) 2441866

MAPA DEL SITIO

Guayaquil - Ecuador

 

Marketing médico realizado por www.medicosecuador.com